Ayuntamiento de Villacañas Tlf: 925 560 342 - Fax 925 160 925

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Durante la pasada semana se han celebrado los actos que la Hermandad de Jesús Nazareno de Villacañas ha organizado con motivo de la llegada al municipio de la imagen del Nazareno, realizada por el prestigioso imaginero Tomás Parés en Madrid.
El acto más destacado fue la celebración de una misa y una procesión con la imagen por las calles del centro de la localidad, que tuvo lugar el pasado sábado. Para acompañar a la hermandad llegaron hasta Villacañas miembros de hermandades de toda la comarca que veneran esta advocación, como Urda, Lillo, Ocaña, Tembleque, El Romeral, Villarrubia o Tarancón.
Antes, el miércoles, se inauguró una exposición en la capilla del Cristo de la Viga en la Iglesia Parroquial, que incluyó las cruces que ha llevado a lo largo de su historia, imágenes y fotografías, estandarte, etc.
Además, el viernes, el historiador local Ángel Novillo Sánchez de Pedro, también tesorero de la hermandad, ofreció una conferencia sobre Tomás Parés para poner en valor su obra artística en general y la imagen de Jesús Nazareno en particular, aunque también realizó otras imágenes para nuestro municipio, como la Virgen de los Dolores o el Santo Sepulcro.
Tras la Guerra Civil, una vecina de la localidad, María Montes Roldán, madre de quien fuera cronista oficial de Villacañas hasta su muerte, Luis García Montes, encargó al taller del imaginero Tomás Parés esta imagen con el fin de recuperar la imagen que había existido. La primera imagen del Nazareno que se conoce era de 1928 cuando un carnicero local, Francisco Novillo, tras tocarle la Lotería, compró y donó varias imágenes, como la del Nazareno que se bendijo un 19 de marzo, o una Sagrada Familia.
Ahora, desde la Hermandad, que se fundó dos años después de la adquisición de la imagen, en 1945, se quiere destacar con la celebración de esta efeméride su importancia devocional, pero también artística puesto que se trata de una escultura realizada por uno de los imagineros más importantes de la posguerra, una imagen tallada completamente, de tamaño natural, de estilo castellano y con la impronta personal del propio imaginero. Fue restaurada hace unos años, pero se mantiene prácticamente igual, sí se cambió la cruz que porta, la corona de espinas fue sustituida por la actual, la túnica que viste fue bordada por Rafael Aranda, y algún cambio menor más.

0
0
0
s2sdefault