Ayuntamiento de Villacañas Tlf: 925 560 342 - Fax 925 160 925

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Desde el sábado está abierta en la Sala Municipal de Exposiciones una interesante muestra sobre la ermita el Cristo de Villacañas, que podrá visitarse durante esta Semana Santa, hasta el próximo domingo 16. Se trata de una exposición que ha impulsado el Académico de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, Francisco García Martín, en la que se repasa la historia de esta ermita villacañera y tres aspectos destacados relacionados con la misma: la cofradía del Cristo del Coloquio, la hermandad de la Virgen de los Dolores y un rito ya perdido, el de los Flagelantes de Villacañas, único a nivel nacional ya que se caracterizaba por realizarse dentro de la ermita y a puerta cerrada.
A García Martín le acompañó en la apertura de la muestra la concejala Mª Nieves Díaz-Rullo, y los presidentes de las hermandades del Cristo del Coloquio y la Virgen de los Dolores, Demetrio Perea e Inma Espada. El Académico explicó que la exposición surge de sus investigaciones sobre el ilustre villacañero Malo de Medina, que le llevaron a indagar sobre la historia de la ermita del Cristo y localizar en la misma un primigenio culto a San Marcos, para con el paso de los siglos acoger otros cultos, como los citados del Cristo del Coloquio y la Virgen de los Dolores, además de San Blas o San Antón en la actualidad. Sobre el rito de los flagelantes, destacó que sus investigaciones le llevan a afirmar que se trata, probablemente, de un caso único en España, ya que si bien este tipo de ritos se conocen como penitencia, no ha encontrado ejemplos de que se realicen dentro del templo y a puerta cerrada.
Se pueden ver en esta exposición objetos devocionales de los cultos que ha acogido la ermita del Cristo del Coloquio a lo largo de su historia: San Marcos, titular original del templo, del que no queda rastro documental. San Blas y San Antón, que siguen celebrando sus fiestas anuales, y, sobre todo, los del Cristo del Coloquio, que celebra su fiesta el 14 de septiembre y procesionalmente en Semana Santa, mientras que la Virgen de los Dolores centra sus actos en torno a la Semana Santa pero se extienden a lo largo del año y en el pasado realizaba el citado culto de los disciplinantes o flagelantes.
Entre el material mostrado, destacan libros de actas, una cruz y una capa de Doloroso de la hermandad de la Virgen de los Dolores, una bandera antigua y una serie de picas y alabardas de la cofradía del Cristo del Coloquio, o dos calaveras y dos candelabros que permanecen en la ermita del Cristo como vestigios del rito de los flagelantes ya citado. Todo ello reflejo de la intensa religiosidad popular que ha mostrado Villacañas a lo largo del tiempo en este recinto sacro.

La muestra puede visitarse de lunes a miércoles de 18 a 20:30 h., y jueves, viernes, sábado y domingo de 11:30 a 14 h. y de 18 a 20:30 h.

0
0
0
s2sdefault