Ayuntamiento de Villacañas Tlf: 925 560 342 - Fax 925 160 925

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

La 14ª Semana del Campo de Villacañas terminó ayer tras tres días de charlas sobre asuntos de interés para los agricultores que en buen número han participado en las mismas, tanto villacañeros como llegados desde otros municipios de la comarca, demostrando la importancia que el sector primario ha adquirido en la localidad en los últimos años. De hecho, como recordó el alcalde, Santiago García Aranda, en la jornada de inauguración, la agricultura supone hoy el 30% del tejido productivo local, cuando hace una década apenas era del 6%. Un crecimiento en el que tiene que ver la caída del sector industrial, pero también el esfuerzo realizado por los agricultores en diversificación, realización de inversiones muy importantes o apuesta por la tecnología en los procesos productivos.

La jornada fue clausurada por la presidenta de Asaja Toledo, Blanca Corroto, que estuvo acompañada en Villacañas por técnicos de esta organización agraria, que informaron a los asistentes sobre la próxima reestructuración de viñedo y sobre las negociaciones de la futura PAC vistas desde la perspectiva española. Corroto también habló de la situación actual de las negociaciones con la Consejería de Agricultura en relación a los planes de gestión de las zonas ZEPA, uno de los temas principales que se han tratado en esta Semana del Campo.

Fue precisamente el jueves cuando Antonio Aranda, Jefe de Servicio de Espacios Naturales de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, explicó a los asistentes los detalles de la propuesta de planes de gestión de las ZEPA, recordando que aún están negociándose los últimos detalles de los mismos en base a las alegaciones que se están recibiendo. Además, informó a los agricultores de dos líneas de ayudas agroambientales para parcelas de cultivos herbáceos en zonas ZEPA esteparias, especialmente la posibilidad de que los agricultores interesados formen una amplia zona superior a las 1.000 hectáreas, llamada “cogollo”, y puedan beneficiarse de ayudas más importantes, de en torno a los 200 euros por hectárea.

El miércoles, tras la apertura de la Semana, el tema de la charla versó sobre el cultivo del almendro, concretamente sobre la aplicación de una nueva tecnología de abonado, BTC, que se está aplicando en distintos países y cultivo, adaptada en este caso al almendro. También se habló sobre actuaciones contra el gusano cabezudo, una plaga que afecta a estos árboles, a través de tratamientos biológicos que sean adecuados para las plantaciones de almendros en ecológico, así como en las posibilidades de polinización de almendros con abejorros, que se están ya contemplando por agricultores villacañeros para mejorar la productividad de estos árboles.

0
0
0
s2sdefault