Ayuntamiento de Villacañas Tlf: 925 560 342 - Fax 925 160 925

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

El alcalde de Villacañas, Santiago García Aranda, y el director de Aqualia en Castilla-La Mancha, Matías Loarces, han firmado el nuevo contrato de gestión del servicio de mantenimiento, conservación y explotación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), que asegura la congelación de las tasas de alcantarillado y depuración durante, al menos, los próximos 10 años.

Como ya se indicó en el Pleno que aprobó esta adjudicación, este hecho, teniendo en cuenta que se trata de tarifas que llevan congeladas más de 10 años, supondrá sumar más de 20 de tasas sin tocar en este servicio municipal.

El nuevo contrato para gestionar el mantenimiento y explotación de la depuradora se ha firmado con la empresa FCC Aqualia S.A. por un importe anual de 187.309 euros (IVA incluido), ya que resultó la oferta más ventajosa de las tres que se presentaron, una vez realizada la valoración técnica.

Otro de los aspectos destacados es que el acuerdo exige que se destinen más de 20.000 euros anuales a la renovación de las instalaciones de alcantarillado y depuración, algo que es necesario teniendo en cuenta que, por ejemplo las instalaciones de la depuradora, llevan 22 años en funcionamiento, y que el anterior contrato, además de ser más caro para el Ayuntamiento (unos 50.000 euros anuales más), no contempló destinar el canon a mantenimiento.

Para el alcalde, conseguir un contrato que asegure el compromiso de congelación de tasas que se mantiene desde hace más de una década en el Ayuntamiento, es una gran noticia para los vecinos, tanto o más que confirmar que cada año se va a disponer de fondos para poder acometer actuaciones de mejora y conservación de una red de alcantarillado en la que, también en los últimos años, se está actuando pero utilizando otras partidas económicas, ya que el canon para inversiones que aportó la anterior empresa adjudicataria en 2005 no se destinó a mejorar o mantener la depuradora o la red de alcantarillado.

El nuevo contrato también, además de abaratar para el Ayuntamiento el precio que cobra la empresa adjudicataria, establece que la cantidad es fija para los próximos 10 años. Y es que el contrato, a diferencia del anterior, establece que el coste para el Ayuntamiento será fijo, sin revisiones anuales, ni siquiera conforme al IPC, algo que –retira el alcalde- “es lo que asegura que la tasa permanezca congelada otros 10 años al menos, sí o sí, y más allá de lo que decida el alcalde de turno”.

0
0
0
s2sdefault

Etiquetado como:

Economía Depuradora