Imprimir

Las celebraciones tradicionales de los Santos Viejos San Antón y San Sebastián copan este fin de semana la actividad en Villacañas. La primera en celebrarse ha sido la de San Antón, se inició en la noche del viernes con la tradicional hoguera y asado en el Cristo. Allí, los hermanos de San Antón, una vez trasladada la imagen del santo a la iglesia parroquial, se encargaron de encender una gran hoguera y de preparar el asado, que además volvió a tener carácter solidario. Un millar de panecillos y más de 70 kilos de carne ayudaron a los asistentes a hacer frente al frío.

Por la mañana se celebró la misa y la procesión, en la que participaron autoridades civiles, presididas por el alcalde, Santiago García Aranda, y religiosas junto a muchos vecinos, además de la Banda Municipal de Música. La procesión terminó en la ermita con la tradicional puja para pasar los brazos de la imagen.

El acto popular más destacado de esta fiesta se celebró en la tarde del sábado, cuando varios centenares de personas se dieron cita en la ermita del Cristo para participar en la tradicional Bendición de animales. Allí, las personas que acudieron con sus mascotas dieron las típicas tres vueltas al templo, repartiéndose finalmente los trofeos a los animales mejor engalanados, además del popular “puñao” y el refresco a los asistentes.

Etiquetado como:

Festejos San Antón,